De Un Pajaro Las Dos Alas

Dos naciones, un corazón
Recientemente fueron recordados los 150 años del Grito de Lares, hecho que demuestra cómo –desde nuestras raíces– Cuba y Puerto Rico reflejan una heroica complicidad que enmarca el inicio de las luchas de las dos naciones, solo con 17 días de diferencia, en el glorioso 1868.
Autor: Jeiddy Martínez Armas
16 octubre 2018, Granma
Foto: pensandoamericas.com

Estrechos lazos culturales e idiomáticos, abrazados a unas muy fuertes ansias de libertad, han unido a Cuba y Puerto Rico desde aquel glorioso 1868, cuando las dos últimas colonias de España en el Caribe lanzaron su clamor por la independencia.

Si geográficamente las dos islas están cerca, más unidas aparecen en las luchas por su emancipación. Entre el 10 de octubre, en La Demajagua, y el 23 de septiembre, en Lares, solo hay 17 días de aquel histórico 1868, año en el que las dos alas del mismo pájaro se levantaron como naciones ante el yugo colonial.

HISTORIA COMÚN

Era 23 de septiembre de 1868 y los independentistas puertorriqueños decidieron separarse de la colonia española, aspiración iniciada con el Grito de Lares. Los boricuas se levantaron en armas para exigir a la metrópoli su derecho a ser independientes, a abolir la esclavitud, a la libertad de culto y de palabra, y el derecho de elegir a sus autoridades. En los anales de la historia quedó cómo todos los esclavos que participaron en esta acción fueron liberados y los jornaleros destruyeron a machetazos sus libretas de opresión laboral.

En Cuba, por esas mismas libertades y derechos civiles comenzó un movimiento independentista el 10 de octubre de 1868, en el ingenio La Demajagua, donde Carlos Manuel de Céspedes, al igual que sus compatriotas boricuas dio la libertad a sus esclavos, y les permitió incorporarse a la lucha por la independencia.

Pasaron los años y a pesar de la frustración por las luchas fracasadas, las ansias de libertad siguieron vigentes en ambas naciones. Corría el año 1892 y José Martí, en la preparación de la Guerra Necesaria crea el Partido Revolucionario Cubano y allí, en el primer artículo de sus bases fundacionales, plasma el deseo de extender la mano a la isla hermana: lograr la independencia absoluta de la Isla de Cuba, y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico.

Inicia la guerra en 1895 y ya cuando los mambises cubanos estaban a punto de vencer, en 1898, los estadounidenses intervienen en la contienda y con la firma del Tratado de París Estados Unidos convierte a Puerto Rico en colonia y a Cuba, años posteriores, en una neocolonia que se inicia con la imposición de la Enmienda Platt.

BUSCAR LA LIBERTAD

En la primera mitad del siglo XX Cuba y Puerto Rico no eran más que el patio trasero norteamericano, con grandes índices de desigualdad en sus poblaciones, una burguesía acaudalada y gobiernos serviles a Estados Unidos. No eran más que latifundios cañeros dominados por capital norteamericano, una época en la que el prócer puertorriqueño Pedro Albizu Campos es encarcelado en Estados Unidos, por luchar sin cansancio por la libertad.

Los boricuas no logran su intención de ser independientes. Al movimiento lo impactó negativamente, entre otros factores, la encarcelación de Albizu Campos en varias ocasiones, debido a su actividad política, situación en la cual su salud se fue deteriorando en la cárcel considerablemente.

Contra el derecho de ser un país independiente, en 1952 Puerto Rico pasa a ser Estado Libre Asociado de Estados Unidos. En cambio, en Cuba, solo siete años después, en 1959, triunfa la Revolución, liderada por Fidel Castro Ruz, el joven que encabeza una lucha armada que permite alcanzar los propósitos de liberar a Cuba y forjar una Revolución Socialista en las propias narices del imperio.

Desde el inicio, el Gobierno Revolucionario cubano nunca ha dejado de brindar apoyo a la independencia de Puerto Rico, ya que ambas naciones mantienen una hermandad centenaria que traspasa sus fronteras.

DESDE LA SOLIDARIDAD

El apoyo de Cuba para la liberación del luchador independentista puertorriqueño Oscar López Rivera, encarcelado en Estados Unidos desde 1981 y el apoyo recíproco de los hermanos boricuas en la campaña de liberación de los Cinco Héroes Cubanos prisioneros en Estados Unidos han sido momentos que, en los últimos años, han marcado una pauta en ese lazo vital entre ambos pueblos.

Oscar López, al ser liberado en el 2017, una de las primeras naciones a la cual visitó fue Cuba y con júbilo fue recibido por el pueblo cubano, quien esperaba y exigía su libertad.

Al llegar a nuestra nación expresó: «Siento que estoy en casa, ha sido esto un sueño que se convierte en realidad, muchísimos años de querer estar en Cuba y hoy por primera vez llego a Cuba».

La solidaridad entre nuestra Isla y los boricuas se ha expresado de diversas maneras. En la sede de la Organización de Naciones Unidas, nuestro país ha presentado en varias ocasiones ante el Comité Especial de Descolonización de la ONU, una resolución que pide la independencia para Puerto Rico y el fin de su estatus de Estado Libre Asociado (ELA).

Pero la cooperación siempre ha sido mutua. En tierra puertorriqueña existe el Comité de Solidaridad con Cuba y la Brigada boricua Juan Ríus Rivera, abanderadas de las causas más justas que durante años ha defendido el pueblo cubano. Cada año en La Habana se celebra una jornada de apoyo a la descolonización de Puerto Rico y se rememora el Grito de Lares.

A pesar de que la nación boricua no tiene sede diplomática en La Habana, desde hace décadas está presente una misión, integrada por el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH). Su delegado, Edwin González, agradece los gestos solidarios del Gobierno cubano ante cada adversidad ocurrida en la isla vecina.

Existen otras organizaciones puertorriqueñas como el Grupo de Solidaridad Otoquí, en el que activistas que creen en la hermandad latinoamericana, la independencia de Puerto Rico y en la justa lucha del pueblo cubano contra el bloqueo, lo expresan con acciones cotidianas que realzan el espíritu que nos une.

El pasado año, tras el paso del huracán María por esa nación, el Gobierno cubano ofreció su ayuda solidaria y esta fue negada rotundamente por la administración de Donald Trump.

A 150 años del primer paso en la lucha por la independencia, las dos naciones seguirán siendo dos alas del mismo pájaro, aquel que nunca dejará que lo encierren. Cuba ha reiterado que continuará con el apoyo a Puerto Rico en su aspiración de independencia. Y es que a ambos pueblos, más que la cercanía geográfica, los une el mismo corazón.

EN CONTEXTO:

- Cuba y Puerto Rico tienen relaciones a través de la Misión de Puerto Rico en Cuba, con sede en la capital cubana y que fuera fundada el 8 de marzo de 1966.

- Actualmente el responsable político de dicha Misión es el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), organización política de Puerto Rico formada el 16 de mayo del 2004, de la unión del Nuevo Movimiento Independentista Puertorriqueño y el Congreso Nacional Hostosiano.

- El MINH realiza una importante labor en el campo internacional, con el propósito de gestionar el apoyo internacional a la independencia de Puerto Rico.

- Cuba ha exigido en repetidas ocasiones la plena independencia del pueblo puertorriqueño, para el correcto desenvolvimiento del país.

- Los boricuas, por su condición de Estado Libre Asociado, antes del paso del huracán María, el pasado año, ya tenían una deuda con Wall Street de aproximadamente 74 000 millones de dólares.

- Cuba, solidariamente, tras el azote de este fenómeno natural, donde perdieron la vida miles de personas, brindó ayuda solidaria a un hospital de campaña con 39 médicos, algo que no fue aceptado por el gobierno de Donald Trump.

Editorial
Leyendas
Kodak del recuerdo
Enlaces
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
Contacto

Realizado por Wilberto Ojeda. @Copyright 2017