De Un Pajaro Las Dos Alas

A tenor del 24 de febrero y el 150 aniversario de la primera Constitución de Cuba.
Por: Omar Ríos G. / Tesoro, América Central y Caribe.
27 de enero de 2019
La dirigencia mambisa determinó el alzamiento para continuar los empeños de la guerra del 1868 comenzada por el Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes.

Era el resultado de la Tregua Necesaria que permitió a Martí consolidar el Partido Revolucionario Cubano con el que aunó a los cubanos honestos y valientes que habían luchado en la anterior guerra y los pinos nuevos de igual bando, cuyo propósito ahora sería lograr la total independencia de Cuba contra la metrópoli española.

La fecha fue escogida por el General de las tres guerras Quintín Bandera, el 24 de febrero del 1895, debido a la celebración de carnavales en la antigua provincia de Oriente, cuna de las revoluciones. De esa forma no se echaría a ver las concentraciones o movimientos de grupos. Quiso la historia que el 26 de julio del 1953 se siguiera similar estrategia por Fidel Castro, quien bebió de la herencia de nuestros próceres para darle continuidad a la guerra frustrada por el imperialismo yanqui, cuando ya las tropas mambisas tenían la victoria asegurada a fines del siglo XIX.

Ese 24 de febrero, como idea, se levantarían en armas varias localidades, pero la historia recoge sólo al poblado de Baire como denominación a ese momento, llamándolo “Grito de Baire”. La realidad es que muchos otros puntos lograron alzarse de nuevo en la fecha prevista.

Aquella proeza dejó en nuestras mentes el sentido de la cubanidad más arraigado, y se retoma ahora cuando el pueblo irá a las urnas a hacer uso de su derecho al voto, esta vez para consolidar la nueva Constitución de la Nación, el 24 de febrero del 2019.

Esta Carta Magna es la mejor prueba de democracia popular, pues en primer lugar fue llevado el proyecto de la misma hasta el último rincón de Cuba, para analizarla con cada ciudadano, recogiendo los argumentos que éstos dieron para enriquecer el texto de la Ley de Leyes, aprobada por los delegados de los Órganos del Poder Popular de los barrios, asentamientos, comunidades, circunscripciones, Consejos Populares, municipios, provincias y nación; incluyendo a los Consulados cubanos en el exterior, Unidades Militares, y otros puntos donde haya un cubano digno.

De nuevo se expone el texto del proyecto a las masas con posibilidad de voto para el escrutinio por la Constitución, para que se exprese la decisión final sobre la misma. Como es ya usual, los pioneros custodiarán las urnas, y cada participante en este histórico momento dará su veredicto.

Mucho se ha luchado por una sociedad cubana donde prima la ley primera que deseaba Martí para la añorada República, cuando dijo que esa sería la dignidad plena del hombre.

Razones muchas hay para dar el sí por la Ley Principal, que es dar el sí por Cuba.

¡Qué no quede un cubano patriota sin participar en esta votación!

Editorial
Leyendas
Kodak del recuerdo
Enlaces
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
Contacto

Realizado por Wilberto Ojeda. @Copyright 2017