De Un Pajaro Las Dos Alas

PUERTO RICO CONTRA LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN.
Por: Rosa Meneses Albizu-Campos
Tesoro AC y C

Arropados con el azul celeste de la bandera por cielo y el blanco de la estrella solitaria refulgiendo en la espuma de las olas que infinitas rompían a lo largo del litoral sanjuanero, miles de maestras y maestros acompañados por cientos de puertorriqueñas y puertorriqueños de todo tipo de profesión u oficio, desfilaron, al ritmo de los panderos y las consignas, desde el Parque Luis Muñoz Rivera hasta el Capitolio, recinto donde opera la denominada Legislatura de Puerto Rico.

Hoy era la fecha señalada para la discusión en este cuerpo colonial del denominado proyecto de reforma educativa, proyecto que no es otra cosa más que la privatización del sistema público de educación en Puerto Rico. Sin embargo, los ocupantes actuales de la Cueva de Alí Babá y los 40 ladrones, como denominó Pedro Albizu Campos a esta estructura, decidieron posponer la discusión para el día de mañana por temor a que los manifestantes irrumpieran en su sagrado recinto. Como antesala a esta tal reforma, ya cerraron alrededor de trescientas escuelas públicas.

La administración de Pedro Rosselló Nevares, a través de su flamante Secretaria de Educación, la estadounidense traída con un salario cercano a un cuarto de millón de dólares anuales, planifica convertir gran parte de las escuelas públicas, empezando por las especializadas, en escuelas denominadas charter. Éstas, son escuelas privatizadas, financiadas con fondos públicos, pero administrados por empresas privadas. De acuerdo con los educadores puertorriqueños, los estudiantes de las escuelas charter existentes en territorio estadounidense no han mostrado mejor aprovechamiento académico que los de las escuelas públicas. En cuanto a la deserción escolar, en las primeras ha alcanzado un 36% mientras que en las segundas un 16%. Por otro lado, los maestros en las escuelas chárter no tienen que ser altamente calificados como se les exige a los trabajan en las escuelas públicas, factor que puede incidir directamente en la calidad de la educación.

La marcha fue exitosa, como lo fue la paralización del sistema educativo en gran parte del territorio nacional puertorriqueño. Los maestros marcharon. Los estudiantes en la mayoría de las escuelas no asistieron a las mismas. Como reflejó una encuesta de un medio de prensa en el día de ayer, más del 70% de la población de este país apoya la causa de los maestros y rechaza la privatización de la educación.

No se puede perder de vista que esta reforma es una pieza más de los planes que el gobierno estadounidense implementa a través de la Junta de Control Fiscal. Esta Junta fue creada a la luz de la ley PROMESA, para liquidar todos los activos, propiedades y riquezas de Puerto Rico para pagar a sus bonistas una deuda que se le adjudica al gobierno de este país y que no es otra cosa más que el costo del imperio para administrar su colonia. La privatización de la educación junto con la de los servicios básicos de agua y luz son las agendas inmediatas de esta Junta. Con el paso del huracán María el pasado mes de septiembre, la agenda de liquidación de los bienes de la nación boricua ha ido tomando velocidad y ha provocado una ola inmensa de emigración de puertorriqueños. Se calcula en más de medio millón los que se han visto obligados a dejar su Patria. Sin embargo, la llamada reconstrucción de Puerto Rico llenó la isla de trabajadores estadounidenses traídos con grandes sueldos mientras los boricuas deben buscar empleo fuera. Este proceso también ha posibilitado que los intereses estadounidenses adquieran empresas y bienes a precios muy por debajo de su valor real.

Los maestros tomaron hoy a las calles en reclamo del derecho de una educación al acceso de todos. Mañana serán los trabajadores de los servicios eléctricos o los del agua y alcantarillados, o los pequeños comerciantes o quizá hasta las amas de casa ante el elevado costo de la vida o la falta de un techo o la carencia de los servicios básicos para vivir o de educación para sus hijos. Los nacionales son desplazados y suplantados por extranjeros ciudadanos estadounidenses. El imperio adelanta su agenda de exterminio de la nacionalidad puertorriqueña.

Editorial
Leyendas
Kodak del recuerdo
Enlaces
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
-----------------------
Contacto

Realizado por Wilberto Ojeda. @Copyright 2017